Nuestro trabajo es conseguir la belleza desde la medicina y la estética: curamos y esculpimos.

El método de Longe Bell se basa en la capacidad del organismo para regenerarse. Las células de nuestro cuerpo son sustituidas por otras nuevas de forma natural en ciclos semanales. Sin embargo, existe un problema: a medida que el tiempo avanza, y con ello nuestra edad, la capacidad de regeneración se deteriora, pierde capacidad de actuación y el cuerpo humano envejece. Para solucionar esta problemática, hacemos uso de tratamientos puramente biológicos, ya que nos permiten potenciar el propio funcionamiento del organismo de un modo impecable, bien mediante el estímulo, la nutrición o cualquier otra técnica que utilice la propia vitalidad del organismo. De este modo, conseguimos mejorar el aspecto y la calidad de cualquier tejido, haciéndolo más bello y más saludable.

El equipo de Longe Bell te garantiza higiene y seguridad máximas en cualquiera de sus servicios de medicina estética. Confía en nosotros y déjate guiar y aconsejar, somos auténticos profesionales, y lograr tu bienestar y tu satisfacción es nuestro mayor reto.

A continuación te mostramos todos los tratamientos disponibles en Longe Bell, divididos en distintas secciones. Haz clic en cada pestaña para conocer en qué podemos ayudarte.

Rellenos y labios

  • Surcos

    Los «surcos nasogenianos» son arrugas profundas (de ahí que se las denomine «surcos») que aparecen en la zona que va de la base de la nariz hasta los laterales de la boca; a veces, incluso, pueden llegar a alcanzar la barbilla al unirse a otro tipo de surcos, los «surcos mentolabiales», origen de la conocida como «barbilla de marioneta». Los surcos imprimen dureza a la expresión facial y envejecen el rostro. Si es tu caso, no te preocupes, lo solucionaremos fácilmente con un tratamiento de relleno a base de ácido hialurónico.

  • Pómulos

    Un pómulo bien conservado es una total garantía de juventud. Pero a medida que avanza nuestra edad, la mayoría de las personas tendemos a perder tejido en los pómulos. Esto provoca su progresivo allanamiento y/o hundimiento, y que nuestro rostro se muestre envejecido. El deterioro de los pómulos, además, puede ser la causa de la aparición de algunos tipos de «bolsas» de los ojos. La solución es nuestro tratamiento de relleno armónico. Con él, recuperarás el volumen que tus pómulos tenían en tu juventud. Pero tu rostro no solo volverá a su juventud, sino que también se cubrirá de exuberancia, lozanía y un aspecto inmarchitable.

  • Mentón

    El paso de los años produce en algunas personas una pérdida de volumen en la barbilla. Esta puede acortarse o incluso caer hacia abajo, dando lugar al accidente conocido como «barbilla de bruja». Nuestro tratamiento con ácido hialurónico acabará con él y hará que tu barbilla brille de nuevo en armonía y le devuelva la juventud a tu rostro.

  • Bioplastia

    La bioplastia es una técnica que, utilizada junto al ácido hialurónico, nos permite trabajar todo el rostro en conjunto y rejuvenecerlo. Es el tratamiento más completo que existe, ya que se aplica en labios, surcos, pómulos, bolsas de los ojos, mentón y mandíbula. Poco a poco, y con templanza, lograremos recuperar el volumen, la juventud y la lozanía que creías que tu rostro había perdido para siempre.

  • Botox (toxina botulínica)

    La toxina botulínica, el popular botox, es quizás una de las técnicas más conocidas y eficaces para remediar las arrugas de expresión en el rostro. Estas arrugas de expresión surgen debido a la contracción habitual de los músculos de la cara al gesticular, y las más célebres son las «patas de gallo» (alrededor del ojo), aunque también aparecen en el entrecejo y en la frente. La toxina botulínica (comercializada por marcas como Vistabel o Bocoiture) actúa relajando los músculos que causan las arrugas, lo que da como resultado la suavización de las mismas y su progresiva desaparición. En Longe Bell mantenemos un compromiso con la armonía del rostro, ya que la consideramos imprescindible para alcanzar la belleza plena. Así, nuestro tratamiento con botox levantará tus cejas, despejará tu mirada y dotará a tu rostro de dulzura. Despídete de una cara inexpresiva y da la bienvenida a una serie inagotable de expresiones y emociones.

Medicina biológica

  • Limpieza de hígado

    El hígado es la central bioquímica de nuestro organismo y un órgano vital para nuestra vida. Una de sus funciones es producir la bilis, la sustancia encargada de digerir las grasas. La bilis es un líquido ya de por sí algo denso que se almacena en la vesícula biliar. El problema surge cuando la bilis, debido al transcurrir de los años y a la ingesta descontrolada de grasas, por ejemplo, se vuelve más espesa. Entonces se acumulará de forma alarmante tanto en el interior de la vesícula biliar como en el hígado, produciendo los conocidos cálculos biliares. Esto puede llegar a deteriorarlo, en ocasiones de forma muy grave. Por ello, una limpieza adecuada y a tiempo del hígado nos permite desintoxicar su tejido para optimizar su funcionamiento y eliminar los cálculos biliares, lo que prevendrá alteraciones y lesiones mayores.

  • Limpieza de intestino

    El intestino es el órgano más largo de nuestro cuerpo y se encarga de transitar los alimentos y otras sustancias que ingerimos por la boca. Su función es la absorción de nutrientes, realizando así un trabajo fundamental en la digestión. Las complicaciones aparecen cuando muchos de los restos de estos procesos no son eliminados completamente a través de las heces y quedan adheridos a las paredes intestinales. En Longe Bell contamos con un tratamiento de limpieza completa que mejora mucho la funcionalidad intestinal.

  • Estudio de la flora bacteriana intestinal

    En el intestino viven más bacterias que células tenemos en todo el cuerpo. La mayoría son beneficiosas, pero un desequilibrio de las mismas puede producirnos alteraciones graves en nuestra salud. Los hongos, por ejemplo, forman parte de esta flora bacteriana, y si el número de bacterias buenas desciende, el número de hongos y otras bacterias perjudiciales aumenta. La candidiasis, una infección vaginal muy común producida por un hongo (Cándida), consiste en una proliferación de ese hongo a nivel intestinal que termina infestando la vagina e incluso puede llegar a la boca. El tratamiento exclusivo sobre las zonas afectadas puede generar reinfestaciones por repetición, ya que el reservorio del hongo que está en el intestino no se elimina por completo y vuelve a atacar. Es tan solo un ejemplo, pues la flora bacteriana intestinal se ve afectada por infinidad de circunstancias, desde alteraciones emocionales (tan frecuentes en estos tiempos) hasta la toma de medicamentos antibióticos. Por ello, reponer la flora es imprescindible para mantener nuestra salud en niveles óptimos, y un análisis de la misma facilita la reposición de los diferentes tipos de bacterias. Pero ¡atención!: el análisis de flora bacteriana no es un análisis de heces, el cual solo detecta determinadas infecciones intestinales. Por el contrario, un verdadero análisis de flora, el cual llevamos a cabo en Longe Bell, identifica todas las bacterias que tenemos en el intestino, ya sean buenas o malas, e incluso puede detectar los hongos. Así, estaremos en una condición más cómoda para mejorar tu funcionamiento intestinal.
    .

  • Análisis del intestino poroso

    La función principal del intestino es la de digerir los alimentos y absorber todos los nutrientes y otras sustancias. En el desarrollo de esta tarea tan vital para nuestro organismo, necesita protegerse por una mucosa que aísla el contenido del intestino del resto de nuestro cuerpo. Sin embargo, con más frecuencia de lo que se piensa, pueden aparecer unos poros microscópicos que alteran la mucosa e impiden la perfecta filtración de los nutrientes que deberían pasar a nuestra sangre. El problema no es que no pasen los nutrientes, sino que al alterar la filtración creando agujeros en la mucosa, los poros permiten la entrada de cualquier tipo de sustancias a nuestra sangre, tanto de bacterias y hongos como de otro tipo de agentes tóxicos e infecciosos. El estudio específico del intestino poroso de Longe Bell identifica de manera precisa esta alteración, y, después, lo solucionamos sin necesidad de recurrir al tratamiento con fármacos.

  • Tratamiento de flores de Bach

    El Dr. Edward Bach fue un médico británico que vivió entre finales del siglo xix y la primera mitad del siglo xx. Su labor profesional reportó importantes descubrimientos a la humanidad, especialmente los que realizó en el campo de estudio de los extractos florales y su aplicación médica. Así, descubrió que existían 38 extractos florales, y que cada uno de ellos correspondía a un estado emocional experimentable por el ser humano. De este modo, cada extracto floral corrige la alteración de un estado emocional. Un diagnóstico correcto, realizado por uno de los expertos de Longe Bell en flores de Bach (practitioner), te ayudará a superar cualquier tipo de alteración emocional, y al ser, en esencia, un tratamiento natural, no tendrás que preocuparte de ningún tipo de efecto secundario.

  • Método Furter

    Este método fue desarrollado en los años ochenta por el médico francés Michel Furter. A lo largo de su carrera médica, Furter se percató de que, en la mayoría de los casos, todos los dolores que le comunicaban sus pacientes se localizaban en un área determinada del cuerpo. A partir de estas observaciones, el Dr. Furter ideó un nuevo método que le permitió actuar de manera efectiva y profunda sobre muchas enfermedades crónicas y estados de estrés. Y este nuevo método era tan sencillo como aplicar masajes regulares con las manos sobre cada una de esas áreas. En Longe Bell aplicamos con toda su originalidad el método Furter, el cual puede ser la solución definitiva para ese dolor crónico que llevas sufriendo tanto tiempo.

Adelgazamiento

  • Análisis de alimentos

    El análisis de alimentos permite identificar la singularidad personal de cada paciente respecto a los alimentos que digiere mal y, por tanto, le generan problemas de salud. Un alimento mal digerido no solo no nos nutre, sino que además nos intoxica, lo que conlleva un deterioro notable de nuestra salud. Los cuadros patológicos y sintomáticos asociados a ello incluyen obesidad, pesadez de estómago, dolores de cabeza, asma, dolores articulares y un largo etcétera. «Somos lo que comemos» es una máxima que no debe olvidarse, y por ello, retirar a tiempo los alimentos mal digeridos mejorará nuestra salud considerablemente, a la vez que si sufrimos de sobrepeso nos ayudará a regularlo hasta alcanzar el peso ideal sin perjuicio sobre nuestro cuerpo; es más, retirar alimentos mal digeridos nos hará adelgazar de manera saludable, sin necesidad de dietas milagrosas o fraudulentas. Longe Bell es pionera en el análisis de alimentos, y llevamos realizando el diagnóstico desde hace casi una veintena de años. Al aval que supone nuestra enorme experiencia, hay que añadir el aliciente de que la analítica se realiza íntegramente en Estados Unidos.

  • Dietas de aporte proteico

    El uso de extractos de proteínas es uno de los métodos más utilizados para alcanzar la meta tan deseada del adelgazamiento. Mediante esta estrategia médico-dietética, al ingerir comidas preparadas a base de sobres proteicos, activamos la vía metabólica de la quema de grasas de nuestro organismo. Consta de distintas fases hasta alcanzar el punto de peso deseado, y sus beneficios (tanto funcionales como estéticos) son numerosos, entre ellos, una rápida pérdida de peso, la mejora de la flacidez o un rejuvenecer cutáneo. En Longe Bell nos adaptamos convenientemente a tu caso para obtener el mayor beneficio posible de estas dietas.

  • Dieta de aminoácidos del Dr. Meléndez

    Esta dieta se base en el aporte de dos aminoácidos (la glicina y el ácido aspártico) y en la reducción al mínimo de la ingesta de hidratos de carbono. El resultado más evidente que produce es que nos permite eliminar las grasas corporales sin perjuicio para la salud. Es más, incluso es capaz de producir una mejoría en determinadas patologías. En palabras del propio doctor Meléndez «el cuerpo se fortalece, y luego es el mismo organismo el que se defiende».

Tratamiento de arrugas

  • Labios

    La denominación «código de barras» se refiere a las arrugas verticales que aparecen en el labio superior y deslucen la estética de la cara. Para solucionarlo, y dependiendo del grado de afectación del labio, en Longe Bell disponemos de varias técnicas muy eficaces, como el tratamiento con ácido hialurónico, la carboxiterapia, el peeling o la luz pulsada.

  • Entrecejo

    Las arrugas del entrecejo son extremadamente molestas, ya que infunden a nuestra expresión facial un gesto de enfado o irritación permanente. Pero, como no podía ser de otra manera, contamos con una solución al problema: el tratamiento con la toxina botulínica (botox), que, además, se puede complementar, según lo permita cada caso individual, con ácido hialurónico, carboxiterapia, peeling o luz pulsada.

  • Cara

    La luz solar es, por lo normal, la responsable de que aparezcan arrugas finas en el rostro. La aparición de estas arrugas tiene su origen en esas mañanas y tardes de verano de nuestra juventud en las que tomamos el sol. Todo ese tiempo pasado frente a los rayos del sol produce, con el paso del tiempo, un efecto acumulativo de degradación de la piel, conocido en medicina como «fotoenvejecimiento». Obviamente, podemos ayudarte; bastará con utilizar tratamientos como la luz pulsada, la carboxiterapia o el peeling.

Antienvejecimiento

  • Estudios genéticos

    El estado actual de evolución teórica y tecnológica de la ciencia supone una ayuda para la medicina con la que nuestros antepasados ni siquiera pudieron soñar. Una de ellas es la realización de análisis genéticos para anticipar y determinar la existencia de riesgos para nuestra salud. Existen diversas analíticas, y en Longe Bell las realizamos con todas las garantías profesionales. Las pruebas más genéricas estudian los peligros que más preocupan a la población, desde la obesidad al riesgo cardiovascular pasando por un amplio número de patologías. Otros análisis genéticos permiten conocer las reacciones que provocarán en nuestro organismo los medicamentos, por lo que, de este modo, podremos saber con antelación qué fármacos serán más efectivos y beneficiosos (o más dañinos) para nosotros si en algún momento los necesitamos.

  • Estudios de ácidos grasos

    Los ácidos grasos son sustancias que se encuentran en la composición de las grasas, y sus nombres, dado que se están volviendo muy populares al incluirse en muchos productos alimenticios, son ya muy conocidos: omega-3, omega-6, omega-7 y omega-9. Todos los ácidos grasos deben estar en equilibrio, ya que no solo su ausencia, sino también la suplementación sin control puede llegar a perjudicarnos y producir desequilibrios. Con todo, la ingesta de ácidos grasos es uno de los pilares de nuestra nutrición; es más, sin ellos no podemos vivir. Sus tareas incluyen controlar la inflamación general del cuerpo (y, por lo tanto, el envejecimiento prematuro), el funcionamiento cerebral o el estado de la piel. De este modo, una deficiencia de alguno de los ácidos grasos puede producir serios trastornos en la salud. En Longe Bell, las analíticas de ácidos grasos nos permitirán acceder a una información vital y conocer, así, las necesidades reales de cada persona para poder suministrar correctamente los ácidos grasos en perfecto equilibrio.

  • Estudios de aminoácidos

    Los aminoácidos son nutrientes que forman parte de las proteínas, y, en cierto modo, son el combustible que nos ayuda a fabricar nuestras propias proteínas. Es muy importante conocer que los músculos, las hormonas, la saliva y el resto de tejidos están formados por proteínas. El cerebro, sin ir más lejos, utiliza aminoácidos para producir determinados neurotransmisores que nos protegen contra ciertas enfermedades y cuadros psicológicos, como la depresión, la ansiedad y otros trastornos. Otros aminoácidos dan la voz de alarma ante el riesgo de sufrir un infarto de miocardio, incluso sin presentar síntomas y antes de que lo avisen analíticas generales o un colesterol alto. Tanto los cuadros psicológicos como los fisiológicos pueden ser prevenidos (o, dado el caso, corregidos) gracias a la información que nos reporta una analítica de aminoácidos libres en sangre. Después del estudio personalizado de cada paciente, en Longe Bell procederemos a suministrar aminoácidos como si fueran nutrientes, sin necesidad de recurrir a ningún fármaco. Todo para que tu mente y tu cuerpo posean garantías añadidas de salubridad.

  • Estudios hormonales

    Las hormonas son las sustancias encargadas de regular todo el organismo. Cada hormona posee una forma de actuar propia y, al digerirse, llegan a los tejidos de todo el cuerpo y controlan el metabolismo, la piel, la reproducción, la regeneración de los tejidos… En definitiva: toda nuestra vida. Los estudios analíticos hormonales que llevamos a cabo en Longe Bell nos permiten conocer el estado general de salud de la persona, así como ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.

  • Valoración del riesgo cardíaco

    A través de los estudios genéticos y los estudios de aminoácidos, en Longe Bell podemos conocer los riesgos potenciales que tiene el organismo de padecer enfermedades cardiovasculares. Y a partir de esta información esencial, podremos introducir los cambios pertinentes en la vida del paciente para evitar la aparición de tales lesiones.

Otros tratamientos

Bioestimulación

La bioestimulación (también llamada biorregeneración o biorrevitalización) es una técnica médica para mejorar la calidad de la piel. Mediante el tratamiento con bioestimulación se procede a reintegrar en la piel las sustancias que el organismo ya no puede producir en suficiente cantidad, tales como el ácido hialurónico o los aminoácidos. El tratamiento consiste en la administración de estas sustancias al metabolismo cutáneo, para que la piel recupere toda la tersura que tuvo.


Peeling químico

El peeling químico es un procedimiento terapéutico tremendamente eficaz para combatir el fotoenvejecimiento y sus consecuencias más obvias, esto es, las arrugas finas y las manchas de la cara. El fotoenvejecimiento afecta la superficie de la piel, y el peeling químico actúa disminuyendo esta capa externa afectada. Si bien puede haber variación según el producto que se utilice, el peeling químico genera buenos resultados en la misión de mitigar, e incluso hacer desaparecer, las arrugas finas y las manchas. No obstante, si las arrugas son excesivamente profundas, en Longe Bell lo combinamos con carboxiterapia y ácido hialurónico para obtener un resultado más satisfactorio para el cliente.

Tratamiento de manchas solares

Las manchas solares son provocadas por fotoenvejecimiento, y para evitar que sigan apareciendo es muy importante proteger la piel del contacto directo con la luz solar y la agresión que produce sobre la piel. En Longe Bell nos preocupamos por adaptarnos a cada caso particular, por lo que el tratamiento de eliminación puede hacerse con luz pulsada, peeling, a base de despigmentantes o mediante la aplicación de antisolares orgánicos, estos últimos especialmente indicados para las manchas solares.


Mesoterapia

La mesoterapia consiste en introducir en el rostro, mediante inyección, pequeñas cantidades de ácido hialurónico para rejuvenecerlo en todo su conjunto estético, por lo que se tratan a la vez labios, surcos, pómulos, bolsas de los ojos, mentón y mandíbula. En distintas sesiones y con mucho esmero y moderación, el volumen que el rostro ha ido perdiendo con el paso de los años, se recuperará. De esta forma, nuestra cara recobrará el aspecto que lucía en nuestros años de juventud, con todo el verdor que pensábamos perdido para siempre.


Aqualix

Aqualix es una enzima que se deshace de la grasa, muy similar a las que nuestro intestino utiliza de forma natural; de ahí que el organismo la acepte sin ningún tipo de problema. Al inyectar Aqualyx en la zona afectada se produce una reducción considerable del volumen de los acúmulos de grasa de tamaño medio y pequeño. Los resultados del tratamiento con Aqualix de Longe Bell se aprecian desde la primera sesión, y lo recomendamos especialmente para el tratamiento de reducción de grasa en papada, abdomen, cartucheras, rodillas y entrepierna.


Lipoescultura

La lipoescultura es la técnica quirúrgica ideal para la eliminación de la grasa que se acumula en las zonas más fastidiosas, aquellas que, sin tener por qué ser muy grandes, afectan gravemente a nuestra belleza (papada, tobillos, cartucheras, rodillas, entrepierna, flancos del cuerpo y espalda). La lipoescultura superficial elimina la grasa por completo y de manera definitiva, remodelando la figura y dotándola de un volumen resplandeciente. Desde Longe Bell recomendamos especialmente este tratamiento en la espalda, ya que así se eliminan los rodetes, esos pliegues antiestéticos de piel que se forman en las zonas cercanas al sujetador.


Tratamiento de Acné

Normalmente asociamos el acné a la juventud, cuando no directamente a la adolescencia, pero nada más lejos de la realidad: su aparición no conoce límites de edad. El acné es producido por un acúmulo de secreción de grasa en los poros de la piel, lo que conlleva la aparición de los famosos puntos negros o los bultitos blancos (microquistes) que tanta gente disfruta intentando sacar o explotar. El problema sobreviene cuando el acúmulo de grasa se infecta y da lugar a lo que llamamos «granos», que pueden terminar por producir cicatrices muy antiestéticas, de una forma parecida a como sucede con las erupciones cutáneas de la varicela. Lo peor, sin duda, es que hasta hace pocos años aún existían dudas de cuál era el mejor tratamiento para el acné, y algunos de los más utilizados se apoyaban en medicamentos muy agresivos. En Longe Bell, sin embargo, contamos con un tratamiento fenomenal. Primero realizamos una limpieza profunda, para después utilizar luz pulsada combinada con una sustancia tópica. De este modo, logramos la destrucción de las bacterias que provocan la infección y obtenemos resultados positivos en poco tiempo. Tras varias sesiones, la curación es completa. Una vez eliminada la infección, la tarea de eliminar las cicatrices puede llevarse a cabo con ácido hialurónico (si son profundas) y/o con peeling y carboxiterapia; pero depende siempre del caso, ya que nuestra intención es individualizar siempre el tratamiento de cada paciente.

Carboxiterapia

La carboxiterapia es una de las técnicas para aplicadas en Longe Bell para combatir celulitisflacidez y grasa localizada. Es un método mínimamente invasivo que consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones en los tejidos afectos.

La técnica de la Carboxiterapia es muy sencilla. Se realiza a través de un equipo especialmente diseñado que permite controlar la velocidad de flujo y el tiempo de inyección, así como monitorizar la dosis administrada. Se aplican varias inyecciones con una aguja de diámetro inferior a la de Insulina. El gas se difunde rápidamente a los tejidos adyacentes. No presenta efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz dolor en la zona de aplicación y un pequeño enrojecimiento que perdura unos minutos. También podemos apreciar alguna pequeña equimosis en el punto de punción que desaparecerá en pocos días.

El número de sesiones es variable y depende de las características y necesidades concretas de cada paciente, pero se consideran necesarias un mínimo de 15 aplicadas, 2 ó 3 veces por semana. Una vez finalizada la sesión, el paciente puede incorporarse a sus actividades de la vida cotidiana, evitando el sol durante las siguientes 24-48 horas.